Monday, September 22, 2008

Juan Martin Del Potro: Ya tiene un lugar en los corazones

Ya tiene un lugar en los corazones

Allá, en la alfombra naranja ahora repleta de papelitos celestes y blancos, no sabe para dónde ir primero el gigantesco Del Potro, gigantesco no sólo por su estatura sino por su tenis. Al fin se decide, aunque las emociones lo conmuevan.
Reparte abrazos y festejos con todo el equipo; después, solo, se saca la remera, se cubre la cara seguramente para tapar más de una lágrima, recibe el baño de champán de sus compañeros, agradece por todos lados, a las cuatro tribunas, les tira besos y aplaude a esas catorce mil almas que se rompen las manos y las gargantas para hacerle saber que él, el pibe que mañana cumple 20 años, ya está en sus corazones. En los corazones argentinos.

Del Potro ayer no tenía alternativa: debía ganar para alimentar la ilusión finalista. Era el quinto y determinante punto. Era la gloria o Devoto para Argentina. Era la espera de Nadal y compañía, o volver a empezar. Era, nuevamente, el riesgo del miedo escénico o la consagración definitiva del protagonista esencial de la serie. Y Del Potro, en un poquito más de dos horas, demostró que tiene pasta de grande. Ganó, como se necesitaba, pero además dio una cátedra de cómo se tiene que jugar un partido de tenis de alto riesgo. Tanto fue así que la multitud ni siquiera se pudo poner nerviosa ni tuvo posibilidad de estirar el suspenso de los momentos previos: fue tan veloz el desarrollo, tan contundente y tanta la superioridad sobre Andreev, que cuando la gente se dio cuenta de todo lo que estaba en juego, ya se encontraba delirando y delirando de cara a su flamante héroe.

Hoy, el nombre de Del Potro es otro también en el circuito. Más pesado, infinitamente más respetado. No sólo por aquellos cuatro títulos al hilo sino también por estas dos fenomenales victorias coperas. Jugar la Davis no es para cualquiera y, mucho menos, ganar. Del Potro se diplomó en la Copa con la personalidad, con el coraje y con el juego que poseen los integrantes de la elite. Si uno recuerda que recién está en el umbral de los 20 años, no hay manera alguna de vislumbrar hasta dónde puede llegar en su ascenso.

Diario Clarin


2 comments:

kai said...

Feliz Cumple al Juan'
lol..
(cuando subas el post del cumple chifla q te firmo de nuevo jaja)

Anonymous said...

Hola!!!Afligida para las faltas pero soy francesa!!!Acabo de descubrir a tu blog y lo encuentro super!!!!Estoy seguro tener regularmente noticias de Delpo!!! Gracias y buena continuación!!!